lundi 4 août 2014

Manuela OSSA/ Guillermo DEISLER: una poética de redes

Guillermo DEISLER: una poética de redes
Por Manuela OSSA

A pesar de la escasa difusión que su obra ha tenido a nivel nacional, si una persona se aproxima a la poesía experimental de la década del 60 en adelante, es muy probable que se cruce con el nombre de Guillermo Deisler en reiteradas ocasiones. Y es que Deisler, además de artista y poeta, fue un importante difusor de la poesía independiente o extra oficial de su tiempo. Su apuesta por un trabajo colectivo, su incesante preocupación por los sucesos y procesos sociales, políticos y artísticos a nivel global hicieron que su obra se instalara en un constante diálogo que barrió con las fronteras geográficas e idiomáticas.

De esta manera, su obra se acerca mucho a lo que hoy en día sucede en nuestra sociedad por medio de los avances tecnológicos. Archivo Guillermo Deisler. Textos e imágenes en acción (Santiago: Ocho Libros, 2014), editado por Mariana Deisler, Paulina Varas, y Francisca García, se presenta, entonces, como la puerta de entrada a un espacio para la investigación de este autor, la cual se expande más allá de su propia obra, pues su vida y su trabajo se constituyen en una inmensa red de fenómenos artísticos y poéticos dados en distintas partes del mundo.

Archivo Guillermo Deisler permite un acercamiento a la inquietud artística y poética del autor, la que, al estar siempre relacionada a su contexto, motivó la realización de una serie de proyectos en los que primó el espíritu de la colectividad. Los artículos que presentan las autoras Paulina Varas y Francisca García, dan cuenta de que esta relación con o este hacerse cargo de su contexto por parte de Deisler no se redujo a la esfera de las manifestaciones de la poesía y del arte: dicha preocupación también abarcó el contexto político y social en el que estas manifestaciones surgían. Desde esta perspectiva, la reflexión de este autor sobre el lenguaje poético debe considerarse siempre como íntimamente ligada a una reflexión sobre los lenguajes que imperaban en la sociedad.

Por medio de una diversa selección de la colección visual del artista, la cual se encuentra ampliada en el sitio web www.guillermodeisler.cl que forma parte de este proyecto, es posible recorrer gran parte de su trayectoria. Es así como dentro del libro en cuestión encontramos la exhibición de cada una de las portadas de Ediciones Mimbre, proyecto fundado por Deisler el año 63, en Santiago de Chile, y que años más tarde se trasladaría, junto con él, a la ciudad de Antofagasta. En ellas se abrió un importante espacio para la difusión de obras de escritores que se encontraban fuera del circuito oficial de la literatura. A su vez, el carácter de objeto que el autor le otorgó a cada número publicado, estableció una fuerte relación entre la poesía y la imagen. De esta suerte, estas ediciones se transformaron en un espacio apto para la experimentación poético-visual. Estas búsquedas y experimentaciones poéticas se estructuraban, en palabras de Deisler, “dentro de una modificación substancial de los medios de comunicación”, cuyo alcance fue global, y cuyo gesto característico se tradujo en el sostenido uso de la imagen por parte de estos medios.

A partir de este contexto, sumado a la influencia de las experimentaciones que ya se venían desarrollando desde principios del siglo XX en poesía, Deisler genera su obra desde el cuestionamiento de la palabra como elemento constitutivo de la poesía, volcándose, entonces, al uso de la imagen en el hacer poético. Este interés y esta urgencia en buscar nuevas formas poéticas que se hicieran cargo de los nuevos lenguajes de su contexto, lo llevó a establecer fuertes lazos con artistas de otros países de Latinoamérica que venían desarrollando proyectos editoriales similares a Ediciones Mimbre, como Clemente Padín de Uruguay (OVUM 10) y Edgardo Antonio Vigo de Argentina (Diagonal Cero). Esta relación derivó en un trabajo participativo y colaborativo, lo que generó una red de poesía latinoamericana que se manifestó en una dinámica actividad y una variedad de eventos en los que participó un gran número de autores provenientes de distintas partes del continente, consagradas en elArchivo Guillermo Deisler por medio de la inclusión de afiches de exposiciones, correspondencias y obras de dichos autores. Años más tarde, una nueva red despunta.Tras el Golpe de Estado del ’73 Deisler sufrió el exilio. A consecuencia de esto, vivió el resto de su vida en el extranjero. El impulso por sostener esta poética de las redes y la creencia del necesario movimiento de la poesía lo llevó a formar, junto con otros artistas y poetas latinoamericanos, algunos de los cuales también vivían la experiencia del exilio, una amplia red de arte-correo. Dentro del Archivo Guillermo Deisler podemos encontrar buena parte de los trabajos de Deisler pertenecientes a este movimiento, los cuales reflejan el ánimo de crítica y denuncia respecto a los acontecimientos mundiales y, más específicamente, a las dictaduras instaladas en Latinoamérica.

Estos trabajos también constatan el fortalecimiento de la poesía visual latinoamericana, medio de expresión a través del cual los lenguajes visuales se transformaron en el principal elemento de la producción poética. Y es que, como es posible leer en uno de los manuscritos contenidos en el libro, “con la internacionalización del fenómeno de búsqueda de contactos, de público, de lectores y espectadores para estas obras postales viene a influir indirectamente a los creadores, quienes comienzan a experimentar en mensajes posibles de leer sin las barreras idiomáticas, y así se comienza, o mejor dicho, se recurre a aquellos sistemas de signos que permiten una lectura directa” (Deisler, 1982). El carácter inclusivo, el compañerismo, la internacionalización y la colaboración son rasgos característicos de toda la constelación que Deisler fue conformando en su quehacer, y que permitió que el encuentro entre poetas y artistas sobreviviera en la ausencia. Ausencia entendida como aquello que se juega en la desaparición del remitente y el receptor en el envío de las obras.
Por medio de la presentación con la que Mariana Deisler inicia el libro, accedemos al espacio íntimo de esta investigación, y se nos revela cómo este trabajo en red, tan característico del quehacer poético, artístico y político de Deisler, se ve hoy replicado en la labor que llevaron a cabo este grupo de investigadoras de distintas disciplinas, con el fin de traer de vuelta del exilio la viva herencia que este artista y poeta dejó para nuestra cultura. Este libro es, entre otras cosas, una inauguración.

Ver aquí una muestra de poemas visuales inéditos de Deisler comentados por Francisca García.

Articulo: http://www.letrasenlinea.cl 01/08/2014

Juan ÍÑIGO IBÁÑEZ∕Violeta PARRA: cabeza de pájaros azules

Violeta PARRA: cabeza de pájaros azules Por Juan ÍÑIGO IBÁÑEZ 2017 marca el centenario de la cantautora de “Gracias a la vida” y ta...